¿Se le puede hacer estas preguntas a su médico?

Bob Riter

A menudo pasa que uno se puede sentir irritado con su mismo al salir de la oficina de su médico sin hacerle preguntas que le quería preguntar. A veces esto pasa simplemente porque se le olvida a uno. (Sugiero traer una lista de estas preguntas consigo a la cita.) Pero otras veces uno no está seguro si se le pueda hacer ciertas preguntas. Y a veces uno vacila en preguntarle las que en realidad puede ser las preguntas más importantes. Al siguiente se encuentran algunas de estas preguntas:

¿Cuánto cuesta este tratamiento/consulta? El tratamiento para cáncer puede costar muchísimo. En general, se quiere saber cual parte no está cubierta por sus seguros. Alguien en la oficina del médico le podrá dar una idea de lo que estará cubierto por seguro y que usted tendrá que pagar de sus propios fondos.

¿Hay alguna alternativa menos costosa? Todos queremos tener el tratamiento que sea el mejor posible y nuestros médicos quieren lo mismo. ¿Pero qué pasa si usted no tiene seguro de salud y está pagando de lo que ha ahorrado para vivir directamente? Las medicinas más innovadoras y eficaces para tratar su cáncer podrán costar $50,000. Algunas medicinas usadas en el pasado podrán haber sido eficaces un 95% del tiempo para su tipo de cáncer y ahora podrán costar sólo $1,000. ¿Es razonable considerarlas? Esta es una decisión personal pero sí se debe hacer la pregunta.

¿Qué es el beneficio que se espera como resultado del tratamiento sugerido? Lo más importante al tratar el cáncer es el poder mejorar la posibilidad que no regrese el cáncer y así extender su vida. Usted puede preguntar, “¿Cuánto me aumentará la posibilidad de que no regrese este tipo de cáncer si hago esta quimioterapia/radioterapia/cirugía? A veces el beneficio es grandísimo; a veces el beneficio es chico y a veces no se sabe.

¿Necesito todos los tratamientos sugeridos? A veces se sugiere quimioterapia y radioterapia y tratamiento con hormonas, etc. Y usted podrá preguntar “¿Qué más me ayuda tener radioterapia si hago la quimioterapia?” O, “Si hago la radioterapia qué más me ayudará la quimioterapia?” A veces no tenemos clara evidencia para una combinación u otra, pero es razonable hacer la pregunta.

¿Cuánto tiempo debo esperar antes de comenzar tratamiento? Algunos tipos de cáncer requieren que el tratamiento empiece enseguida. Otros tipos crecen despacio y el tratamiento puede esperar por unas semanas. Se puede usar el tiempo aprendiendo de varios tratamientos o simplemente como planearlos.

¿Por cuánto tiempo podré vivir? Algunos quieren saber su prognosis y otros no quieren saber. Los médicos no pueden decirle por cuanto tiempo vivirá pero le pueden dar una idea basada en lo típico con su tipo de cáncer. Está bien preguntarle, y está bien no preguntarle.

¿Es el “hospice” una opción razonable? Se están creando más y más opciones de tratamiento para el cáncer avanzado. Casi siempre hay algo que se puede tratar cuando el tratamiento actual para de trabajar. Pasa que a cierto momento muchos se preguntan si vale seguir con otra opción. Usted le puede preguntar a su médico si el “hospice” es una opción razonable para usted considerar.

¿Me puede repetir lo que las dicho? A menudo uno no oye algo de lo que le dice el médico, especialmente durante un momento emocionado. No tenga miedo de pedirle al médico que le repite algo de la conversación.

A menudo, muchas de estas preguntas no tienen respuestas fáciles. Personas con cáncer tienen que hacer decisiones sin información completa. Nadie sabe por seguro como un individuo reaccionará a algún tratamiento o qué vendrá en el futuro. A veces las respuestas a estas preguntas es “No sé.” O “No hay más data sobre eso.” Pero siempre se puede hacer la pregunta.


Este artículo fue publicado en inglés en, “The Ithaca Journal”, 18 de febrero del 2009.

Traducido por Irma Almirall-Padamsee.